miércoles, diciembre 12, 2007

Mañanitas a la Virgen

Encontré un libro extraordinario... se titula Tratado de Ateología y es de Michel Onfray. Chequen el primer párrafo:
"Para muchos, la vida sin bovarismo sería horrible. Al tomarse por lo que no son, al imaginarse en una configuración diferente de la real, los hombres evitan lo trágico, es cierto, pero pasan inadvertidos ante sí mismos. No desprecio a los creyentes, no me parecen ni ridículos ni dignos de lástima, pero me parece desolador que prefieran las ficciones tranquilizadoras de los niños a las crueles certidumbres de los adultos. Prefieren la fe que calma que la razón que intranquiliza, aun al precio de un perpetuo infantilismo mental. Son malabares metafísicos a un costo monstruoso".
Está en Anagrama.

sábado, noviembre 24, 2007

Ofender a Dios

Intenso debate ha propiciado entre algunas personas cercanas a mí la pertinencia o no en nuestros tiempos de cierto piropo.
Desde su punto de vista, ¿es adecuado o no (entendiendo "adecuado" como "llegador", "cautivante") decirle a una mujer que tiene ojos de ofender a Dios?

domingo, noviembre 18, 2007

Leer en vacaciones

Intentaré éste:
Despacho de EFE, el 26 de octubre pasado:
"Las benévolas, uno de los mayores fenómenos literarios de los últimos meses, del francés Jonathan Littell, llega hoy a las librerías españolas. El volumen, que aborda el Holocausto a través de un oficial de las SS, ha contado con una magnífica acogida de la crítica y ha vendido un millón de ejemplares.
De "acontecimiento del siglo" lo ha definido el escritor Jorge Semprún, y como "uno de los libros más impresionantes que se han escrito nunca" lo ha catalogado Le Monde. RBA lo publica en España con una tirada inicial de 50.000 ejemplares.
Las benévolas (Les bienvellantes, en francés) ha ganado el Premio Goncourt y el Grand Prix de la Académie Française. La obra aborda el Holocausto desde la mirada de Maximilien Aue, un oficial de las SS que huyó de Alemania al acabar la II Guerra Mundial.
El autor, Jonathan Littell, nació en Nueva York el 10 de octubre de 1967. Es hijo del periodista y escritor Robert Littell, escritor de best-sellers de espionaje y descendiente de una familia de judíos polacos.
Littell hijo creció en el sur de Francia para continuar después estudios en el prestigioso liceo parisino Fénelon. En esa época frecuentó las catacumbas de la capital francesa, donde se amontonan millones de osamentas humanas, tradujo a Sade y a Blanchot -autor al que venera-.
También viajó a Moscú y frecuentó la compañía de conocidos verdugos en Rusia, en la antigua Yugoslavia, en Ruanda, en Afganistán y en Pakistán, como parte de su trabajo humanitario en la ONG Acción Contra el Hambre.
Actualmente reside en Barcelona y rechaza la posibilidad de que su novela sea llevada al cine. Está casado con una médico belga y tiene dos hijos de 3 y 6 años. Habla ruso, inglés, español, serbocroata y francés".

martes, noviembre 13, 2007

Cuando pase el temblor

Nunca he jugado bien al ajedrez . Sé mover las piezas, y eso. Bueno. Sé mover las piezas. Sin el "y eso".
En la prepa donde doy clases algunos alumnos han puesto de moda traer un tablero bajo el brazo y retar al que se ponga enfrente. Desde el principio insistieron en que jugara una partida. Resistí dos semanas. A la tercera me agarraron en la cafetería zampándome una quesadilla y pusieron el tablero frente a mí. No tuve escapatoria.
Los amigos que me han visto jugar Jenga pueden hablar sobre lo difícil que es para mí seguir las reglas del sentido común. El ajedrez no es la excepción. Poco de empezar la partida, ya tenía a tres o cuatro alumnos detrás de mí gritando desesperados "¡No mueva esa pieza, profeee, nooo!" Aparentemente ellos ven cosas que yo no puedo vislumbrar sobre el tablero. A los pocos minutos ya no estaba jugando solo, sino con un montón de "asesores" que tomaron el mando de mis piezas. No recuerdo si ganaron. Estaba concentrado en tratar de ver lo que veían... recordando en vano esa canción de B.B. King que dice "never make your move too soon".
Sé que han organizado un torneo de ajedrez la próxima semana. Estoy negociando un wild card para entrar directo a Octavos sin el peligro de lo que sería una muy ominosa derrota en la primera ronda.
Compré un libro de ajedrez para dummies. Desempolvé otro que mi papá tuvo a bien obsequiarme hace años. Y desentumí un tablero que nunca usé pero está rete bonito.

jueves, noviembre 01, 2007

Estimada Muerte:

Soy un hombre feliz. Porque creo poder verte de frente y decirte “gracias”.
Nunca has estado cerca de mí, pero siempre has estado presente. Recuerdo una vez, cuando era niño, estaba nadando en el mar y una ola me tomó en sus brazos. Me abrazó tan fuerte y durante tanto tiempo que creí que no volvería a salir. En ese momento era muy pequeño y la verdad es que no se me ocurrió nada. Es más: cuando salí del mar esa tarde, completamente aterrado, no les conté nada a mis papás: no quería que se preocuparan, y mucho menos que me prohibieran volver al mar.
Pero hace poco tuve un accidente. ¿Te acuerdas? Iba un poco acelerado rumbo al trabajo. Me agaché a recoger una botella de agua del asiento de a lado y perdí de vista el camino durante dos o tres segundos. Cuando me di cuenta tenía un camión-cisterna estacionado a 20 ó 30 metros de mí. Frené y di un volantazo, la camioneta se derrapó y yo --otra vez--creí que no habría mañana. Pero a diferencia de lo ocurrido aquella vez en la playa, en esta ocasión recuerdo que sí pensé algo. Y algo extraño, además. Pensé: “Ni modo”. Pero ese día tampoco estabas cerca y yo salí sin un rasguño. Digo que es extraño lo que pensé porque a mí no me gusta resignarme a nada. Odio resignarme. Pero al parecer tú eres lo único ante lo cual mi resignación es total. No me cuesta trabajo pensar que voy a morir.
Es un lugar común decir que nadie tiene la vida comprada, que estamos aquí viviendo tiempo “prestado”. Pienso que eso también es cierto. Para mí la vida es como un parque de diversiones al que alguien me dejó entrar sin permiso. Lo que hago entonces es subirme a todos los juegos a los que me dé tiempo, repetir los que más me gusten, y tratar de encontrar muchos compañeros y compañeras de juego que hagan más disfrutable la estancia en el parque. Pero sé que estoy en el parque sin boleto. Y que en algún momento, tarde o temprano, alguien (sé que en este caso serás Tú) llegará a pedirme el boleto. Y cuando no te pueda entregar mi “pasaporte mágico” o mi pulsera de acceso, me vas a sacar del parque. No sé muy bien cómo será ese momento. Posiblemente me ponga algo impertinente. ¿Qué tal si quieres sacarme cuando esté disfrutando los primeros pasos de mi hijo o cuando me suba a la Montaña Rusa con la mujer que podría ser el amor de mi vida? Obviamente no voy a querer salirme. Y montaré una escena. Ya sabes: llamaré al gerente, gritaré. Me aferraré a algo o a alguien… supongo que visto de lejos el drama será divertido.
Pero quizá me pidas el boleto cuando ya me haya subido a los juegos demasiadas veces. Cuando haya disfrutado tanto en el parque que no me cueste trabajo aceptar el hecho de salir de ahí. Por ahora veo ese día lejano, porque aunque ya llevo algún tiempo en el parque, todavía hay muchos juegos a los que no me subo… y mucha gente a la que no conozco y quiero conocer.
Hasta ahora has estado tan lejos de mí que ni siquiera te has acercado a la gente que más quiero. Salvo en una ocasión. En una jugada que sigo sin comprender bien, me quitaste casi al mismo tiempo a mis dos abuelos maternos, sin permitirme conocerlos. Lo que sé de ellos es todo mítico, legendario. Y siento pena por no haberlos tratado, pero no siento el dolor que sé que sintió mi madre hace ya tantos años. Y a nadie más te has llevado. Algún tío, primo o pariente lejano de vez en cuando, pero a nadie que realmente extrañe. Y eso es lo que más me preocupa. Lo que va a pasar cuando, si no te decides por mí, elijas a alguna de las personas que hacen de mi vida algo que vale la pena. Mis padres, mi hermana. Mis mejores amigos.
La verdad es que no sé cómo reaccionaré cuando les pidas su boleto a ellos. Supongo que no me voy a quedar cruzado de brazos, y que probablemente armaré otra escena memorable. Pero también pienso que dejaré de llorar pronto. Porque estoy convencido de que en todo cuanto a ti concierne, Muerte, no hay Justicia, sino puro azar. Einstein decía que Dios no juega a los dados, pero estoy seguro de que Tú sí. A ti te da lo mismo uno que otro. Casi puedo imaginarte eligiendo en una especie de gigantesca ruleta, por millonésima vez, los nombres de las personas a las que te vas a llevar mañana. Es más: estoy seguro de que ni siquiera ves nombres: ves números. Ves el 110002323 y no sabes si ese número es de príncipe o mendigo, de un traidor o un noble idealista, de un tirano o de un médico voluntario en la selva africana. Ves el número y vas por él. Así pues, ¿qué sentido tiene reclamarte? Lo tendría sólo si tuvieras “razones” para llevarte a la gente. Pero tú no entiendes razones. Para ti las razones, los motivos, las causas (y las consecuencias) son palabras carentes de significado.
Así que no puedo decirte “Ven cuando quieras”… porque no serás bien recibida. Pero sí puedo decirte “gracias”. Porque por mucho que quiera evitar mi encuentro contigo sé que gracias a ti es que soy feliz. Porque existes, yo me empeño todos los días en hacer de mi vida algo digno. Porque sé que estás ahí, todos los días, todas las horas, todos los segundos jugando a la ruleta; porque sé que de esa ruleta puede salir en cualquier momento mi número “premiado”, por eso me esfuerzo por ser feliz cada día. Por eso me empeño en ser verdadero, en ser justo y digno de ser amado. Precisamente porque no me gusta nada la idea de que me lleves, ni la de que te lleves a la gente que más quiero, intento hacer de cada día uno mejor que el anterior… prefiero embriagarme de gusto que quedarme sentado ahogándome en preocupaciones.
Lo que quiero decir es que, paradójicamente, tú, Muerte, al existir, haces que la vida valga la pena. La vida sabe precisamente porque tenemos la certeza de que puede terminar en cualquier momento.
Un último favor, Muerte. Si me llevas antes que a mis seres queridos, recuérdales lo que escribí en mi autobiografía a los 15 años. ¿Te acuerdas? Ellos ya lo saben, pero no estará de más que les recuerdes esas líneas… o éstas que ahora tienes en tus manos. Diles que no quiero dramas telenovelescos. Nada de velorios ni funerales. Nada de capillas ardientes ni entierros. Nada de pésames y abrazos embarazosos. Que tomen el dinero que haya dejado y se vayan de viaje. Todos juntos, para que se conozcan. Que tomen mi iPod y lo conecten a unas bocinas a todo volumen. Que tomen mis libros y los lean, los intercambien y los presten a otras personas. Y que rían más de lo que lloren. Que rían mucho, y se acuerden de mí riendo. Riendo ellos y riendo yo. Que se acuerden cuando reíamos juntos. Y que guarden ese recuerdo hasta que tú llegues por ellos, sabiendo que ése es el recuerdo que yo más atesoré durante mi paso por la Vida.
Te repito que todo esto ellos ya lo saben, Muerte, pero no será malo recordárselos.
Gracias, Muerte. ¿Ya te lo había dicho? Soy un hombre feliz. Porque creo poder verte de frente y decirte “gracias”.

domingo, octubre 28, 2007

sábado, octubre 20, 2007

Lo que Natura no da... Nobel no presta

James Watson, Premio Nobel de Medicina 1962, la semana pasada:
Las citas son de BBC Mundo:
---
“Nuestras políticas sociales están basadas en el hecho de que su inteligencia es igual a la nuestra pese a que las pruebas muestran que no”, declaró Watson.
Al parecer el profesor tiene la esperanza de que todos seamos iguales, “pero quienes tienen empleados negros descubren que no es así”.
Watson recomienda no discriminar a nadie por su color “porque hay mucha gente de color que es muy talentosa, pero no hay que promoverlos si no han triunfado en niveles inferiores”.
Y dijo más. Dijo que “no hay razón concreta para pensar que las capacidades intelectuales de los pueblos geográficamente separados en su evolución se hayan desarrollado de manera idéntica”.
El deseo de conceder igual poder de razonamiento como si fuera una herencia universal de la humanidad “no será suficiente para que así sea”, concluyó el científico.

martes, octubre 09, 2007

Planeador

Esta canción me encantaaa... Es de Soda.
---
Gira el disco lentamente
por la habitación;
soy piloto de juguetes
entre nubes voy.
Cruzo el valle
en mi frágil
planeador.
La ternura de tu duda,
mi habitual rincón.
En cada minimo detalle
creo oir tu voz.
Cruza el valle:
suenas frágil
como yo.

lunes, octubre 01, 2007

La tarde está increíble

Creo que ya he dicho demasiadas veces (bueno, nunca serán demasiadas) que me encanta esta ciudad. Chequen esta foto de Vìctor Solìs para El Universal.
Voy a salir a caminar, cantando hacia adentro sin mùsica en los oìdos porque mi iPod terminò de morir por la patria ayer en la noche. Requiescat in pace.
Pero no importa, porque la tarde està increìble... y quiero embellecerla màs aún.

sábado, septiembre 29, 2007

Colecciono botellas

No me gusta que me tomen fotos. Antes eso significaba un berrinchazo a la hora de que alguien sacaba su cámara para inmortalizar el momento. Ahora (después de protestar un poco, claro) acepto resignado..
Pero prefiero otro tipo de recuerdos. Escribo, a veces. O guardo algo de algún lugar importante: me robé un menú del Botín en Madrid, por ejemplo.
Desde hace algunos meses decidí empezar a juntar recuerdos en botellas. Guardar aquellas de las que bebí en algún momento feliz. Este año llevo dos. Una es de cuando fui a la MACO con Toña (http://ergozoom.blogspot.com/search?q=maco) y la otra es de anoche, de una cena con mis amigos Foco, Cibeles, Miguel, Rodrigo y Citlali.
Fuimos al Plantaciones de Origen que está en Insurgentes Sur. Y la botella es de la Guiness Foreign Extra con la que acompañé la ronda de tapas que pedimos.
Amo las noches como la de anoche. Vivo por ellas. Esperándolas, deseándolas, procurándolas, cuidándolas.
No son noches de fuegos artificiales, sino de una luz intensa y cálida que lleva brillando más de diez años, quince en algunos casos. No nos reunimos demasiado frecuentemente, pero cuando lo hacemos nos divertimos mucho (mucho, en verdad) y, al menos a mí, me queda claro por qué vale la pena estar aquí. Y lo fácil que es ser feliz, al menos de vez en cuando, si uno se entrega con docilidad a una cerveza oscura y un plato de patatas bravas aderezadas con plática abierta y risa franca.

jueves, septiembre 20, 2007

Ooops!

El trabajo es el refugio de los que no tienen nada que hacer.
- Oscar Wilde

sábado, septiembre 15, 2007

AveMaría.com

Me acordé de Lutero.
La nota es de El País citando un despacho de la AFP:
---
El 'Ave María' de bolsillo
Los fieles con dificultades para acercarse a la iglesia no tendrán excusa para dejar de lado sus obligaciones religiosas. Una empresa italiana ha creado para ellos el rosario digital. Pequeño y equipado con altavoces, este invento con la forma de un ratón de ordenador recita para cada día de la semana los misterios de la Virgen Santísima, seguidos de un padrenuestro, tres avemarías y un gloria patri. Todo por 29,50 euros.
Pero aunque la suave voz de mujer que reza "Ave María, llena eres de gracia" reemplace las míticas letanías de la iglesias, no es su intención desbancar al templo como referente. "Es un instrumento muy útil para los ancianos y enfermos, ya que pueden recitar el rosario todos los días sin tener que ir a la iglesia", sostiene uno de los vendedores de objetos religiosos que trabaja en una tienda cerca al Vaticano. El invento es todo un éxito. "De los 50 aparatos que pedimos, nos quedan sólo dos", dijo.
Y es que la empresa encargada de distribuirlo ya se frota las manos con las primeras cifras. "Hemos vendido en 4 meses 7.000 rosarios en toda Italia", contó a la AFP Ireno Stacchiotto, dirigente de Prex, compañía especializada en objetos religiosos y con sede en Loreto (centro de Italia), donde se encuentra uno de los santuarios más conocidos de Europa.
Prex prevé exportar el rosario digital a Francia, Alemania, Polonia, España y Gran Bretaña, pero "el problema es que no hemos encontrado las voces apropiadas", aseguró.

jueves, septiembre 06, 2007

Sanborns 21:56

Son casi las 10 de la noche y estoy haciendo tiempo en un Sanborns para irme a casa. La nueva, sí.
Si salgo hacia allá inmediatamente después de terminar mi jornada laboral (a las 7pm), hago entre dos horas y media y dos horas cuarenta y cinco minutos de camino. "Está exagerando", dirán. No. Es en serio. Tomé el tiempo la semana pasada. La primera vez que me atasqué en el Periférico pensé que había un accidente. La segunda, que había sido por la lluvia. A la tercera constaté que el tráfico no empieza a ser tolerable sino hasta pasadas las 10 de la noche. Y yo no estoy dispuesto a pasar dos horas y media de mi vida en un coche, para un trayecto que --en circunstancias normales-- no lleva más de una hora. ¿Pero qué es normal en esta Ciudad? Por eso prefieron quedarme a leer, ver una película, cenar con un amigo, adelantar trabajo... lo que sea es mejor que el Periférico hacia el Norte a las 8 de la noche.
Así que llego pasadas las once de la noche a mi casa. Me levanto a las 05:30.
El principal ingrediente de mi dieta es la incertidumbre. Y a veces no sabe tan bien como debiera. Ayer me sorprendí diciendo que una sopa maruchan estaba "deliciosa". Me preocupó el desliz. Pero es la vida. Hoy comí un paquete de galletas emperador y un litro de agua.
Lo que más extraño de mi vida pasada son las horas de sueño. Antes dormía siete, ocho horas corridas, sin problema. Ahora si duermo seis me creo perezoso.
Pienso en mi vida hace dos meses y no me reconozco. Me cuesta trabajo imaginar lo que era hace seis. Y un año atrás es demasiado tiempo. El recuerdo es claro, pero pertenece a otra persona, a otra vida.
Pienso que mi vida es rara. Ajhá. ¿Pero cuándo mi vida ha sido normal?

lunes, septiembre 03, 2007

Llegó septiembre

Me encanta septiembre. Con sus banderas, sus fiestas, su gente en las calles. El pozole, las tostadas y los chiles en nogada. El "¡Viva México, cabrones!" y las banderolas en los coches. Los sombreros charros en los toldos de los taxis y las banderas monumentales saliendo de la ventanilla trasera de los microbuses.
La noche del 15, el Zócalo lleno. Y también Coyoacán, Tlalpan, Dolores y la Macroplaza (sin importar quién dé el Grito). "Legítimos" y "espurios". "Rijosos" e "institucionales". Todos con bigotes zapatistas y caras pintadas con tres franjas de color en las mejillas. El "Son de la negra" en todos lados a todas horas, enchinándome la piel. Y la mañana del 16 el ejército en las calles con la gente en paz echándole confeti.
Me encanta septiembre. Absolutamente.

lunes, agosto 27, 2007

Se necesita un verdadero artista para conmoverme. No de un simple aprendiz de monstruo.
- Amparo Dávila

jueves, agosto 23, 2007

Golpes de suerte

Mi iPod moría. Hacìa ruidos raros y como que tosía. Se movían las letras en la pantalla. Cambiaba de una canción a otra sin que se escuchara ninguna en los audífonos.
Pensé que lo perdía, al buen iPod.
Le quité su fundita negra, tan elegante y funcional, como si eso tuviera algo qué ver con su funcionamiento interno.
Pensé llevarlo a una tienda Mac, pero el codo me dio una punzada y me torcí del dolor. Entré en pánico. Me costaba trabajo respirar.
Hice lo que cualquier padre amoroso hace en un caso desesperado: le di dos, tres amorosos golpes contra la mesa, al buen iPod. Amorosos, pero firmes. Contundentes. Quien bien te quiere te hará llorar. Es por tu bien. Papi no quiere gastar en una cirugía mayor de gadget. La mereces, pero... ay...
NOW LISTENING: "Dulce compañía", de Julieta Venegas.
El buen iPod ya no tose. Y mi alma tiene sed. Soy feliz.

lunes, agosto 06, 2007

Las palabras

Dales la vuelta,
cógelas del rabo (chillen, putas),
azótalas,
dales azúcar en la boca a las rejegas,
ínflalas, globos, pínchalas,
sórbeles sangre y tuétanos,
sécalas,
cápalas,
písalas, gallo galante,
tuérceles el gaznate, cocinero,
desplúmalas,
destrípalas, toro,
buey, arrástralas,
hazlas, poeta,
haz que se traguen todas sus palabras.
--
Octavio Paz

martes, julio 31, 2007

Condenado muchacho

The Dante's Inferno Test has banished you to the Sixth Level of Hell - The City of Dis!
Here is how you matched up against all the levels:
LevelScore
Purgatory (Repenting Believers)Very Low
Level 1 - Limbo (Virtuous Non-Believers)Moderate
Level 2 (Lustful)High
Level 3 (Gluttonous)High
Level 4 (Prodigal and Avaricious)Low
Level 5 (Wrathful and Gloomy)Low
Level 6 - The City of Dis (Heretics)Very High
Level 7 (Violent)High
Level 8- the Malebolge (Fraudulent, Malicious, Panderers)High
Level 9 - Cocytus (Treacherous)Moderate

Take the Dante's Divine Comedy Inferno Test

Dios los hace...

Máscara contra cabellera. Sansón y Goliat en duelo por llegar a la final contra He-Man.

Una compañía de juguetes en EU se dispone a lanzar al mercado figuras de acción basadas en personajes bíblicos. La intención es ganar la batalla que se libra en los estantes de las jugueterías, dominada hasta ahora por figuras de personajes como El Hombre Araña y Max Steel, entre otros.
¡Wow! ¿Se imaginan un cross-over entre Optimus Prime y Goliat? ¿O qué tal Moisés contra Yoda? A ver de qué cuero salen más correas. Lean la nota completa en:

domingo, julio 29, 2007

6 veces 6

"Pero no se ponga nervioso".
Su pulso temblaba. No el mío. Falló por tercera vez. Dos en el antebrazo y una en el dorso de mi mano izquierda.
"Discúlpeme, de verdad. Es la primera vez que me pasa".
Salió un momento de la habitación y cuando volvió me dijo que había llamado a una enfermera experta en "venas difíciles", que fue como llamó a las mías.
La enfermera experta probó con mi otro brazo. Empezó a sacar sangre casi de inmediato. Dijo que la tenía muy espesa, dándole la razón científica a todos los que piensan lo mismo de mí, jaja.
Sólo pudo sacar 5 mililitros, de los 10 que necesitaba. Otro pinchazo errado en el brazo. Para el sexto, la enfermera hundió sin piedad la aguja y vio con regocijo cómo mi cuerpo respondía (así por las buenas, siempre responde) llenando la jeringa. 10 mililitros de un jalón. Ahora sobraba sangre. Llenaron tres tubitos y me dijeron que podía pasar a recoger los resultados mañana.
Mi sangre es espesa, oscura y muy cálida. Y bien difícil de ser extraída.

sábado, julio 21, 2007

El hombre de hojalata crece... y se enfada

Imaginen a Terminator bien enojado. Grandotote. Y con muchos amigos. Eso es Transformers. Eso, pero sin la fuerza dramática de las dos películas dirigidas por James Cameron, sin el humor negro de la segunda parte, y sin el carisma que le dio al personaje el ahora governator.
Obviamente los efectos especiales están increíbles, pero no hay mucho más que ver en esta nueva película de Michael Bay que dura casi dos horas, aunque en la sala pasen como tres.
Hay incluso varios elementos incómodos, casi chocantes: los demasiados guiños patrioteros, la ramplonería de la historia (está bien que sea para niños, pero no hay que exagerar) y el montón de lugares comunes y frases hechas de las que los guionistas echan mano para ir llevando la película...
Dicen que lo mejor de Transformers es que te hace sentir de 12 años otra vez.
A mí me pasó al contrario: lo mejor fue darme cuenta, felizmente, de que ya no tengo 12 años.
De todos modos, dudo que la película me hubiera gustado incluso a esa edad.

viernes, julio 20, 2007

Felipe no rockea...

De la revista R&R, un texto titulado El presidente antirock, firmado por Iván Nieblas y Olallo Rubio. El pasaje recuerda la entrevista que le hizo a Calderón Ilana Sod en MTV antes de las elecciones:

"Ya de entrada respondió a la primera pregunta sobre cuál había sido su más grande error de juventud diciendo que fue 'el no haber disfrutado de ésta a todo pulmón, pues salía a todos lados con paraguas y suéter'. ¡¿Qué respuesta más antirock que esa puede haber?!, ¡¿en manos de quién está el país?!, de un señor amargado desde joven, un tipo lleno de frustraciones juveniles que es fan de Mijares, Maná, cree que Emmanuel aún está de moda y seguro tiene discos de Yanni y Fernando Delgadillo (...) El último disco que había comprado entonces era 'uno de corridos' donde venía la canción 'El Hijo Desobediente', y el último concierto al que había ido fue uno de Víctor Manuel (música de señores de 'paraguas y suéter', ñoños al fin y al cabo)".

martes, julio 17, 2007

Keep 'em comin', Homer!

La famosa serie de televisión de dibujos animados para adultos, creada por Matt Groening, llegará a las pantallas de todo el mundo el próximo 27 de julio. Por eso, Fox ha lanzado una campaña publicitaria que ha llevado a sus personajes a los lugares más insospechados. El ejemplo más claro es un gran Homer Simpson, armado con una rosquilla, dibujado en la hierba junto al gigante de Cerne Abbas (Reino Unido), un famoso y antiguo símbolo de la fertilidad.
La campaña ha levantado cierta polémica y, aunque la figura han sido perfilada con pintura biodegradable a base de agua, los miembros de la Federación Pagana, que protege hallazgos arqueológicos como el de este gigante, no entienden que se haya autorizado.
"Estoy sorprendida porque consiguieran el permiso para hacer algo tan ridículo", afirmó Ann Bryn-Evans, directora adjunta del distrito Wessex para la Federación Pagana, a BBC News. "Es un área de interés científico".
Y eso que la silueta de Homer se borrará tan pronto como llueva.
---
De una nota de El País, hoy.

jueves, julio 12, 2007

07.07.07

Mis primeros Caterpillar luego de la heroica misión de jugar fútbol con 25 grados y humedad. Miguel reapareció en las canchas y Bernardo recibió varios "túneles" del blogger.
---
Después del fút, Foco puso el sazón. Corrió fuerte el rumor de que le escupió a las cebollitas (yo no comí désas). La cecina y longaniza, inmejorables. Perdí la cuenta de los tacos que me zampé.

martes, julio 10, 2007

More of Moore

No me gusta demasiado como cineasta, pero me cae re-bien el personaje de Michel Moore. Duro y a la cabeza contra CNN y similares en red nacional, en vivo. Da gusto saber que existe un tipo como él en una sociedad como la gringa.

Por cierto: no deja de ser triste que en EU el debate sea por un sistema universal y gratuito de salud pública, mientras en México ya estamos resignados a la quiebra del IMSS y del ISSSTE... y a seguros privados sólo al alcance de ricos que confunden hospitales con hoteles.

jueves, julio 05, 2007

Almost Famous (Crowe, 2000)

"The only true currency in this bankrupt world is what you share with someone else when you're uncool".

martes, julio 03, 2007

Al infinito...

Me llega esta foto desde Panamá... ¡van a abrir un Sangrons allá!
Por fin conocerán la delicia de las enchiladas suizas, el embeleso antidietético de los tecolotes, la frescura de los squash; el paraíso de la sección de revistas, la invitación a la glotonería de los chocolates (mmm...tortugaaas) y la múltiple variedad de maneras de pasar el tiempo mientras se espera a la persona para compartir una taza de café... ¡Enhorabuena, panameños! Disfruten.

lunes, julio 02, 2007

Por el poder de Grayskull...

Hace algunas semanas me enteré de que en Hollywood están haciendo una nueva película de He-Man. Cuando leí la noticia pensé: "¿Y quién rayos va a querer ver una película de ese fantoche?" Sentí que me mordí la lengua en pensamiento, porque de inmediato recordé que ya se había hecho una película antes... y que yo fui súper fan de ese film hace 20 años exactos. Me cuenta mi madre (que tiene memoria de Funes para todos esos episodios vergonzosos de mi vida) que cuando era niño me encantaba la película: la veía una y otra vez.
Bueno, no les voy a hacer el cuento largo. Hace unos días me topé de frente con la versión en DVD de esta película y no pude evitar comprarla. Fue como pagar una deuda conmigo mismo. Volverla a ver fue tener siete años otra vez. ¿Y saben qué? No es taaan mala. Digo, sí tiene los defectos típicos de las películas serie B: los extraterrestres hablan inglés, nunca se acaban las balas y el actor que hace de He-Man (Dolph Lundgren, el Ivan Drago de Rocky IV) es poco carismático y acusa defectos de habla. En cambio Skeletor está bien caracterizado y los efectos especiales están chilos teniendo en cuenta la época en que se filmó. Es entretenida, hasta eso.
Me queda la duda de si el personaje (tan ochentero) da para una película a estrenarse en 2009. Digo, los niños de ahora ya ni conocen a He-Man.
Pero, bueno, tampoco conocen a los Transformers, y ya ven.

miércoles, junio 27, 2007

No hicieron falta

Jugaron los que quisieron jugar. Y ganaron. Quedó muy claro que no sólo Hugo estaba fallando: había dos que tres malhoras en el equipo viciando el trabajo del entrenador. Se fueron a tiempo. Empezó la Copa América y México le pegó un baile a Brasil con dos goles de antología. Pudieron ser más. De pronto los indispensables no hicieron falta.

martes, junio 26, 2007

Lo que hay que oír

Compañero en el trabajo (muy enojado): No puedo creer que me hayan ampliado el horario de la chamba. Ahora no voy a poder inscribirme en el diplomado que quería tomar en las mañanas...
Yo: Sí, bueno...
Compañero en el trabajo (muy enojado): En serio... ¡ahora no voy a poder inscribirme en mi diplomado de cocina!

martes, junio 19, 2007

¡Que viene Sodaaa!

¿No había dicho Cherati que nunca se volverían a reunir?
¿Que no era asunto de plata sino de diferencias creativas y artísticas?
¡La manga, qué!
Foro Sol, noviembre 15, pm 9.
Los boletos a la venta mañana. Y mi corazón delator también. Si alguien lo quiere, el General A cuesta 1500 volovanes.

lunes, junio 18, 2007

El mundo se va a acabar (pronto)

Si lo dijo Newton, le creo.
La nota es de El País.com: un cable de AFP.
---
El matemático inglés Isaac Newton (1643-1727), conocido por establecer las bases de la mecánica y enunciar la ley de la gravitación universal, tenía intereses menos científicos a los que aplicaba los mismos principios rigurosos que al resto de sus investigaciones. Amante de la teología y la alquimia, Newton teorizó a partir de la Biblia sobre cuál sería la fecha del fin del mundo. ¿La respuesta? 1.260 años después de la refundación del Sacro Imperio Romano llevada a cabo por Carlomagno.
La Universidad Hebrea de Jerusalén recibió hace casi cuatro décadas estos manuscritos del científico inglés como legado de un coleccionista. De ellos se deduce que, allá por 1704, Newton se empleó en la tarea de calcular esa fecha a partir de un fragmento de la Biblia, en concreto del libro de Daniel. Así dedujo que el mundo se acabaría 1.260 años después del citado hito histórico, es decir, en el año 2060 de nuestra era.
Esos manuscritos se exponen ahora por primera vez al público en una exposición titulada Los secretos de Newton, según anunció ayer la universidad israelí mediante un comunicado. Incluyen detalles de los experimentos de alquimia del matemático y de su interés por las profecías apocalípticas. Según afirma el centro educativo, Newton se veía a sí mismo como una especie de profeta por sus trabajos en este sentido.
Estos legajos provienen de una subasta realizada en 1936 en Londres. El lote contenía un millón de palabras sobre alquimia y tres millones sobre teología y profecías bíblicas. La mayoría de los pergaminos fueron comprados por dos personas: el economista británico John Maynard Keynes (que los legó al King's College de Cambridge) y el orientalista Abraham Shalom Ezekiel Yahuda, que se los dio en 1951 al recién nacido Estado de Israel; de allí pasaron al centro educativo en 1969; se dieron a conocer en 2003, pero nunca antes habían sido expuestos al público.

domingo, junio 17, 2007

Avenas ahora

¿Alguien sabe cómo se come la avena?

Hoy compré un paquete de Quaker y adentro vienen muchas muchas ¡muchas! hojuelas que para nada lucen tan apetitosas como los choco krispix. En el envase se lee que hay que remojarla en leche... ¡y agregar sal! hasta obtener la "consistencia adecuada", que es... ¿cuál?

Se agradecerá cualquier iluminación que por este medio llegue para iniciar mi recorrido por los senderos de los cereales sanos y harto nutritivos...

viernes, junio 15, 2007

Odio los bancos

Y los Bancomer, más. Mediodía en el Bancomer de Insurgentes y Extremadura. Calor de más de 20 grados afuera y seguramente cuatro o cinco grados más dentro. Dos filas. Una para clientes Bancomer, con cinco cajas funcionando (de un total de 20 que tiene la sucursal) y otra para clientes sin cuenta Bancomer, en la que debe formarse el blogger por tener su cuenta en oootro banco español. La fila se mueve con lentitud. Un tipo varios lugares más atrás de mí lleva el iPod a todo lo que da con música de heavy metal o algo que se le parece. La fila se mueve con lentitud. Pero se mueve.
De pronto, una de las cajas para los clientes infames (sin cuenta en Bancomer) empieza a funcionar para los otros, los que sí tienen cuenta. Hay enojo. Entonces sucedió: un tapón. Un viejito llega a la ventanilla con un fajo de cheques por depositar. En la otra ventanilla la cajera solicita asistencia técnica: va y viene de su lugar a quiénsabedónde dos, tres, cuatro veces. Con calma chicha, desde luego, no vayan a pensar los clientes que la fila se moverá pronto. El viejito sigue sacando documentos de su fólder. Una empleada del banco sin sentido alguno del timing (o con un cinismo digno de Genghis Khan) empieza a repartir entre la fila publicidad de las tarjetas de crédito del banco. El descontento se verbaliza: un señor le dice casi a gritos a otro que el negocio de los bancos ya no está en cobrar y pagar cheques, sino en las comisiones y los intereses de las tarjetas de crédito. "Por eso no tratan bien al cliente, y menos en quincena". Otro empieza a quejarse de discriminación. Ya no sé que me afecta más: el calor, la fila, la sensación de haber perdido media hora de mi vida o la estridencia proveniente de un iPod a una distancia a la que definitivamente no debería poder escuchar.

domingo, junio 10, 2007

Crimen perfecto

Anoche, cuando salía del cine de ver esta película, escuché el comentario de un señor a mi espalda que decía "...cualquier película en la que él actúa es una garantía..." Supongo que se refería a Anthony Hopkins, pero en mi opinión el segundo crédito de Fracture se merece más ese comentario. Ryan Gosling (nominado al Oscar el año pasado por Half Nelson) definitivamente se roba la película. Mientras Hannibal... perdón... Anthony Hopkins repite el papel de hace 15 años, Gosling transforma su personaje de un petulante fiscal de distrito en un abogado obsesionado con un caso en el que se juega mucho más que su trabajo.
La película, eficazmente dirigida por Gregory Hoblit, aunque no deja de caer en un par de giros de tuerca bastante forzados, es un buen producto para los amantes del thriller psico-policiaco, amén de las muy buenas actuaciones de Hopkins (bien, como siempre) y Gosling, que se confirma como uno de los mejores actores de su generación.

Ah semanita

Enfermo de la garganta; anteojos rotos; infección en ojo derecho. Clases por la mañana casi sin voz. Cambio de oficina. El Tri de Hugo gana apenas 2-1 a Cuba, pierde 1-2 contra Honduras y teme el partido del próximo miércoles contra Panamá (yo, bravucón, le di ¡dos goles de ventaja! a un amigo panameño en una apuesta).
Pero todo va a mejor. La enfermedad cede; armazón nueva; ojo sano. Se acercan los exámenes parciales (por primera vez me tocan del otro lado, jeje). Mañana instalan nueva computadora en la oficina (aunque lo de "nueva" sea sólo un decir) y me han encargado más textos en Televisa.
¿Y el Tri de Hugo? Ah, el Tri. Ojalá gane el miércoles. De todos modos la semana pinta porlomenosmente buena. El blog se actualizará pronto. Gracias a los que preguntaron. Ya ven: no andaba muerto... ni de parranda... pero ya estoy de vuelta ¡y eso es lo que importa!

domingo, mayo 20, 2007

Un hallazgo

Estos señores son la revelación del año. De lo que va del año. Al menos para mí.
Son Pink Martini, un grupo de once músicos fijos (más cuatro invitados habituales en sus giras) nacido en Portland en 1994, a iniciativa del pianista Thomas Lauderdale.
Al principio tocaban sólo en reuniones privadas, pero en 1997 grabaron su primer disco, Sypmathique, con el que llevan vendidas más de un millón de copias.
En 2004 llegó Hang on Little Tomato y apenas esta semana se estrenó su tercer disco, Hey Eugene!
Ahora bien, ¿qué hace especial a Pink Martini? Escucharlos es transitar, con una exquisitez indescriptible, del sonido de las orquestas latinas de los '40 a algunas reversiones de populares bandas sonoras pasando por el cabaret, el lounge, el jazz y una pizca de la mejor música norteamericana. Sus vocalistas cantan en español, inglés, francés, italiano, japonés y griego, mientras sus músicos dominan trompeta, trombón, violín, piano, guitarra, bajo batería, vibráfono, tres chelos y varias percusiones. Una delicia.
Mi recomendación es que en cuanto puedan vayan a comprar alguno de sus tres discos (¡o los tres!).
Ahora que si sólo creen en lo que escuchan y no en lo que les cuentan, den click en http://www.myspace.com/pinkmartinionmyspace y convénzanse.

lunes, mayo 07, 2007

El séptimo velo

Juan Manuel de Prada ha escrito una novela monumental contra los monumentos. Una novela de largo aliento sobre el tema del que más se escribió en el siglo XX: la II Guerra Mundial.
Pero lo hizo desde una perspectiva distinta. Inicialmente pensó una novela épica que tuviera como punto de partida la Resistencia francesa a la ocupación alemana. Pensó que sería una historia de héroes, repleta de actos gallardos y actitudes honorables. La investigación de documentos históricos (que le llevó año y medio) le hizo ver su proyecto con menos candidez. Se dio cuenta de que muchos de los libros escritos sobre el tema “no eran demasiado buenos” y que en realidad Francia había (intencionalmente) cubierto con un velo de misterio la mayor parte de lo ocurrido durante la Resistencia. Hubo incluso un lapso de año y medio (el principio de la ocupación nazi) en el que, de hecho, no hubo resistencia alguna.
Así fue tomando forma la historia de Jules, un joven combatiente francés que se une a la Resistencia más por accidente que por convicción ideológica. Y que pronto se da cuenta de que la diferencia entre un “colabo” y un patriota es de forma, no de fondo; que los personajes más abyectos tienen rasgos de grandeza y que los héroes de piedra no existen: son gigantes de arena que no resisten los vientos que trae el tiempo.
Recomendable para los interesados en la II Guerra Mundial, en los vericuetos de la memoria (individual y colectiva), en la figura (y los desfiguros) del héroe y, en general, para todos quienes disfruten de un libro escrito sin concesiones, constante en imágenes poderosas y sólido en su investigación documental.
---
El Séptimo Velo ganó el Premio Biblioteca Breve 2007, uno de los más importantes de la escena literaria hispanoamericana, con nombres como Luis Goytisolo, Juan García Hortelano, Mario Vargas Llosa, Vicente Leñero, Juan Marsé, Carlos Fuentes y Guillermo Cabrera Infante entre sus ganadores. Está editado por Seix Barral / Planeta.

domingo, mayo 06, 2007

Foto de Tunick: el Lado B

(Foto: Lucía Godinez / El Universal)
---
Alejandra Romo / en exclusiva para ergozoom

Es una pena llegar a una decisión sobre ti y tu cuerpo y que ésta se vea limitada por una falta de planeación garrafal. ¿Qué paso hoy en la plancha del Zócalo y sus alrededores? ¿Lo que cuentan las noticias? El Universal por cierto tiene una buena crónica pero, ¿hasta dónde dice realmente todo lo que pasó?

Cuatro y media de la mañana. La llegada a las calles aledañas al Zócalo fue caótica. Sin embargo el frío aún no era penetrante, lo que no puede decirse del olor a cigarro y caño que se desprendía de las coladeras. Todos caminábamos hacia el acceso de 16 de Septiembre e Isabel la Católica, sin saber cómo ni por qué la gente comenzó a formar filas hacia República de Uruguay. Aunque el ambiente era de respeto, no podías dejar de sentirte amenazado por las miradas de los compañeros que optaron por fotografiarse esta madrugada, te sentías como carne de cañón. Seguíamos caminando de regreso, desde donde empezamos a observar la mala logística, pues dejaron entrar a quienes se registraban al instante y a nosotros, más de mil personas que nos registramos previamente por Internet, nos restringieron el acceso. ¿Por qué? Aún no lo sabemos. Dieron muchas explicaciones, pero ninguna convincente.

Los olores comenzaban a mezclarse: cigarro, café, coladera, perfumes: era como vivir los pasajes de El Perfume en carne viva, como Grenouille, pero sin su monstrosidad; el sol aún no salía, la gente caminaba un poco en orden un poco amontonada, y los Red Bull no se hicieron esperar en las calles de Eje Central y 16 de Septiembre. Todo transcurría entre bromas sobre las posiciones que pediría Tunick a sus modelos y las restricciones al lugar: “Van a seleccionar a la gente una vez que llegue al registro”. El único policía que resguardaba nuestra seguridad nos gritó: “¡Muévanse! Si los aplastan no salen en la foto”. La broma fue acogida con estruendosas carcajadas y a la que alguien contestó “¡Cómo no!, van a salir... pero en la nota roja”. Entre una y otra broma también oímos y vimos caras absortas por la pena, por la desaprobación. Empleados de la Asociación de Bancos de México salían de una fiesta en sus coches por esa misma calle y se reían de la gente que esperaba posar para Tunick; como si ya supieran la cruel broma del destino que se les jugaría tan sólo una hora después.

Cinco y media de la mañana. Llos gritos de los borrachos no se hicieron esperar, desde el naquísimo “¡Ay, mamacitaaa!”, hasta el personaje adinerado que nos gritó “¡Bien por el que se encuere, putos!”. Llovieron expresiones similares de todos los puntos posibles (autos, edificios, transeúntes...) pero hasta el momento todos creíamos que las cosas iban bien: lentas pero seguras. Sí, vimos cómo se colaban algunos que acababan de llenar su inscripción, pero --pensamos-- nada grave. ¿Quién iba a pensar que nos dejarían afuera?

Daban las seis y media, dos horas después de la cita, cuando la fila avanzó hacia el Zócalo. Nos registramos por Internet, nos desvelamos, respetamos la fila y además nos moríamos de hambre, pero seguíamos firmes en nuestra decisión. A no menos de diez metros aparecieron los medios de comunicación, que provocaban miradas de asombro, reproches de “no quiero salir”, caras escondidas entre la oscuridad por querer continuar en el anonimato, pero los flashes se hicieron llegar y por uno y otro lado nos bañaron mientras el gente del staff de Tunick nos dividía en dos filas para poder pasar.

Llegados justo al frente de la fila los radios comenzaron a sonar “¡Ya no dejen pasar más! ¡Ya vamos a empezar! ¡Cierren todos los accesos!”. Increíble. Por lo menos mil personas nos quedamos fuera. ¿Cómo? ¿Por qué? Porque nuestro muy querido artista no tomó en cuenta algunas cosas sobre los mexicanos, su ciudad y la logística que debía seguir para llevar a cabo un evento como éste. Hagamos memoria: Café Tacuba 70,000 asistentes en el Zócalo, sin problemas; López Obrador, 150,000; de Tunick se dice que logró reunir entre 18,000 y 20,000 personas. Y la convocatoria lo rebasó.

¿Qué excusas dieron para dejar a una multitud fuera de la fotografía? “El sol ya está por salir y si queremos que salga la foto debemos detener aquí la entrada”. “Ya son muchos, ya no caben en el Zócalo”. Asombroso. ¿Ya no caben? ¿Pues qué no tomaron en cuenta la capacidad de la plancha? ¿No esperaban a esa cantidad de participantes? Mala planeación insisto, hubieran avisado que si no llegabas a las 4 no entrabas; pero en las instrucciones dijeron 4:30... y mucha gente que llegó a esa hora (e incluso antes) se quedó afuera.

Por supuesto las voces impacientes no se pudieron acallar. Los gritos de “¡Guiness, Guiness!”, “¡Foto, foto!”, “¡Déjenos entrar!”, ¡Portazo, Portazo!” “¡La Cultura es de todos!” y “¡Todos o ninguno!” (entre los menos vulgares) fueron los protagonistas en esta ocasión. Algunos nos fuimos enseguida a buscar otra calle para entrar de colados mientras que los que se quedaron ahí empezaron a gritar, atacar a los medios, tirar la carpa de representantes e incluso avanzar a unos cuantos metros de la plancha; hasta que alguien del staff de Tunick anunció que si no se detenían los insultos y la agresión la fotografía sería suspendida. ¡Vaya amenaza! Si Tunick invita a un performance colectivo y no deja entrar a gran parte de los asistentes (muchos provenientes de otras ciudades del país) y pretende romper un récord de 7,000 personas, créanme: no creo que se le vuelva a apoyar. Qué decepción, pero así fue: bajo amenazas de no volver a hacer una fotografía artística en México se detuvo a la masa que buscaba un espacio en la plancha del Zócalo.

Ni modo: nos quedamos sin la experiencia y sin nuestra foto de 8 x 10 pulgadas. A cambio obtuvimos un registro impreso, que es lo único que nos va a recordar que estuvimos ahí. Al fin y al cabo papel. ¿Y si lo enmarcamos?

domingo, abril 29, 2007

¡Qué MACO!

Mucha gente bonita y adinerada en la obra negra de Palmas Park, que promete ofrecer los departamentos más caros del DF (¡visite el piso muestra!). Polvo, humedad, mala ventilación, cables a flor de piso y obras de arte de más de 80 galerías provenientes de todo el mundo. No está lo mejor, ni lo más caro (casi al mismo tiempo hay ferias rivales de MACO en Bruselas y Viena), pero es lo que hay y el lugar está a reventar.
Los rostros brillan; hay bochornos (¿dije ya que la ventilación era mala?), pero nadie pierde la compostura... sólo esos niños que corren entre esculturas e instalaciones. Con lo que valen sus zapatos podrían pagar una fotografía en blanco y negro donde se ve a una boxeadora flexionando sus bíceps, bastante intimidantes por cierto. Arte emergente.

En gustos se rompen géneros. Y definiciones. Arte aquí puede ser un burro disecado (rememorando al célebre burro chelero de Roqueta), la fotografía enorme de una mujer hermosa mostrando el trasero (también está la versión frontal de un hombre), cuatro letras en mármol que le gritan al observador PUTA (así, en acojonantes mayúsculas) y el busto viviente de Malverde que te sigue con los ojos.

Hay una columna (recién colada) firmada por alguien. Y en una esquina un cepillo para barrer está montado "bocarriba" sobre una botella de caguama con tres pelotas de tenis entre sus rebeldes cerdas plásticas. No tiene tarjeta que lo identifique. Pensamos que puede ser la broma de alguien, pero quizá sea una instalación que cuesta lo indecible. Nos quedamos con la duda.

Alejandra y yo nos tomamos fotos frente a varias obras. Al parecer no somos los únicos que pensamos que alguna de esas obras mañana podría estar en un museo... aunque quizá más probablemente ocupará espacio en el lobby de un corporativo progre o en la sala de uno de los lofts de Palmas Park.

No encontré nada por lo que pagaría lo que piden los galeristas. Había una pieza. Un ventilador que hacía girar una cinta de audiocassette sobre una pared. Divertido, pero nada más.

Hace hambre. En la cafetería (glamorosamente improvisada, of course) venden papas fritas (esas de carrito y salsa valentina) a 20 pesos. Decidimos que pretenden timarnos. Tomamos un botellín Perrier a la salida (¡son gratis!) y nos vamos a BKing a zamparnos unas hamburguesas. Las pedimos grandes porque salimos de MACO con apetito canino.

miércoles, abril 25, 2007

De Wilde

--¿Cuál es la diferencia entre literatura y periodismo?
--El periodismo es ilegible. Y la literatura no se lee.
(De El crítico como artista)

domingo, abril 22, 2007

Rear Window (reloaded)

Kale (Shia LaBeouf) es obligado a pasar tres meses encerrado en su casa. Luego de construir una pirámide de twinkys y de que su mamá le cancelara sus suscripciones a X-Box Live e iTunes, Kale encuentra el pasatiempo perfecto: espiar a sus vecinos. Así descubre a una pareja de infieles, a un hombre que poda su césped todos los días a la misma hora y, sobre todo, a Ashley (Sara Roemer), una nueva vecina a la que le encanta asolearse y hacer yoga con muy poca ropa. Todo va miel sobre hojuelas hasta que Kale descubre (o eso cree) una conducta atípica de su vecino el podador... una conducta a-se-si-na...

Disturbia (D.J. Caruso, 2007) es Rear Window (Hitchcock, 1954) para la nueva generación. Sólo que ahora el teenager que hace de personaje principal tiene Internet, teléfono celular, cámara digital y binoculares...

Aunque empieza bastante bien, la película no escapa del cliché hollywoodense: los últimos 20 minutos son muy predecibles, pero en general el guión está bien escrito: me gustó sobremanera la escena en la que Ronnie --amigo de Kale-- juega con el doble sentido de la palabra "quizás" --traducida fonéticamente al inglés-- en su clase de español. El soundtrack es notable.

De los actores baste decir que LaBeouf es sin duda uno de los más prometedores de su generación... y Roemer una de las más bellas. A él lo volveremos a ver de nuevo este año en Transformers. Y más adelante como el hijo de Indiana Jones. A ella síganle la pista en Asylum, a estrenarse el próximo año.

viernes, abril 20, 2007

La verdadera edad de los países

Por Hernán Casciari
(Con agradecimiento a Yanna Hadatty por el envío)
---
Una lectora sagaz me dice en el comentario 227 del artículo llamado España, decí alpiste, que 'Argentina no es mejor ni peor que España, sólo más joven'. Me gustó esa teoría y entonces inventé un truco para descubrir la edad de los países basándome en el sistema perro. Desde chicos nos explicaron que para saber si un perro es joven o viejo había que multiplicar su edad biológica por 7. Con los países, entonces, hay que dividir su edad por 14 para saber su correspondencia humana. ¿Confuso? En este artículo pongo algunos ejemplos reveladores.
Argentina nació en 1816. Tiene ciento ochenta y nueve años. Si lo dividimos por 14, Argentina tiene trece años y cuatro meses. O sea, está en la edad del pavo. Argentina es rebelde, es pajera, no tiene memoria, contesta sin pensar y está llena de acné. Por eso le dicen el granero del mundo.
Casi todos los países de América Latina tienen la misma edad y, como pasa siempre en esos casos, hay pandillas. La pandilla del Mercosur son cuatro adolescentes que tienen un conjunto de rock. Ensayan en un garage: hacen mucho ruido y jamás sacaron un disco. Venezuela, que ya tiene tetitas, está a punto de unirse para hacer los coros. En realidad quiere coger con Brasil, que tiene catorce y la poronga grande. Son chicos; un día van a crecer.
México también es adolescente, pero con ascendente indio. Por eso se ríe poco y no fuma inofensivo porro como el resto de sus amiguitos. Fuma peyote y se junta con Estados Unidos, que es un retrasado mental de 17 que se dedica a matar a chicos hambrientos de seis añitos en otros continentes.
En el otro extremo, por ejemplo, está la China milenaria: si dividimos sus 1.200 años entre 14, nos da una señora de ochenta y cinco, conservadora, con olor a pis de gato, que se la pasa comiendo arroz porque no tiene para comprarse la dentadura postiza. Tiene un nieto de ocho, Taiwán, que le hace la vida imposible. Está divorciada hace rato de Japón, que es un viejo cascarrabias al que todavía se le para la chota. Japón se juntó con Filipinas, que es jovencita, es boluda y siempre está dispuesta a cualquier aberración a cambio de dinero.
Después están los países que acaban de cumplir la mayoría de edad y salen a pasear en el BMW del padre. Por ejemplo Australia y Canadá. Estos son típicos países que crecieron al amparo papá Inglaterra y de mamá Francia, con una educación estricta y concheta, y ahora se hacen los locos. Australia es una pendeja de 18 años y dos meses que hace topless y coge con Sudáfrica; Canadá es un chico gay emancipado que en cualquier momento adopta al bebé Groenlandia y forman una de estas familias alternativas que están de moda.
Francia es una separada de 36 años, más puta que las gallinas, pero muy respetada en el ámbito profesional. Es amante esporádica de Alemania, un camionero rico que está casado con Austria. Austria sabe que es cornuda, pero no le importa. Francia tiene un hijo, Mónaco, que tiene seis años y va camino de ser puto o bailarín, o las dos cosas.
Italia es viuda desde hace mucho tiempo. Vive cuidando a San Marino y a Vaticano, dos hijos católicos idénticos a los mellizos de los Flanders. Italia estuvo casada en segundas nupcias con Alemania (duraron poco: tuvieron a Suiza) pero ahora no quiere saber nada con los hombres. A Italia le gustaría ser una mujer como Bélgica, abogada, independiente, que usa pantalón y habla de tú a tú de política con los hombres. (Bélgica también fantasea a veces con saber preparar spaghettis.)
España es la mujer más linda de Europa (posiblemente Francia le haga sombra, pero pierde en espontaneidad por usar tanto perfume). España anda mucho en tetas y va casi siempre borracha. Generalmente se deja coger por Inglaterra y después hace la denuncia. España tiene hijos por todas partes (casi todos de trece años) que viven lejos. Los quiere mucho, pero le molesta que los hijos, cuando tienen hambre, pasen alguna temporada en su casa y le abran la heladera.
Otro que tiene hijos desperdigados es Inglaterra. Gran Bretaña sale en barco a la noche, se culea pendejas y a los nueve meses aparece una isla nueva en alguna parte del mundo. Pero no se desentiende: en general las islas vivien con la madre, pero Inglaterra les da de comer. Escocia e Irlanda, los hermanos de Inglaterra que viven en el piso de arriba, se pasan la vida borrachos, y ni siquiera saben jugar al fútbol. Son la vergüenza de la familia.
Suecia y Noruega son dos lesbianas de 39, casi 40, que están buenas de cuerpo a pesar de la edad y no le dan bola a nadie. Cogen y laburan: son licenciadas en algo. A veces hacen trío con Holanda (cuando necesitan porro), y a veces le histeriquean a Finlandia, que es un tipo de 30 años medio andrógino que vive solo en un ático sin amueblar, y se la pasa hablando por el móvil con Corea.
Corea (la del sur) vive pendiente de su hermana esquizoide. Son mellizas, pero la del norte tomó líquido amniótico cuando salió del útero y quedó estúpida. Se pasó la infancia usando pistolas y ahora, que vive sola, es capaz de cualquier cosa. Estados Unidos, el retrasadito de 17, la vigila mucho, no por miedo, sino porque quiere sus pistolas.
Israel es un intelectual de sesenta y dos años que tuvo una vida de mierda. Hace unos años, el camionero Alemania (que iba por la ruta mientras Austria le chupaba la pija) no vio que pasaba Israel y se lo llevó por delante. Desde ese día, Israel se puso como loco. Ahora, en vez de leer libros, se la pasa en la terraza tirándole cascotes a Palestina, que es una chica que está lavando la ropa en la casa de al lado.
Irán e Irak eran dos primos de 16 que robaban motos y vendían los repuestos, hasta que un día le robaron un respuesto a la motoneta de Estados Unidos, y se les acabó el negocio. Ahora se están comiendo los mocos.
El mundo estaba bien así, es decir, como estaba. Hasta que un día Rusia se juntó (sin casarse) con la Perestroika y tuvieron docena y media de hijos. Todos raros, algunos mogólicos, otros esquizofrénicos.
Hace una semana, y gracias a un despelote con tiros y muertos, los habitantes serios del mundo descubrimos que hay un país que se llama
Kabardino-Balkaria. Un país con bandera, presidente, himno, flora, fauna, ¡y hasta gente!
A mí me da un poco de miedo que nos aparezcan países de corta edad, así, de repente. Que nos enteremos de costado, y que incluso tengamos que poner cara de que ya sabíamos, para no quedar como ignorantes. ¿Por qué siguen naciendo países nuevos —me pregunto yo— si los que hay todavía no funcionan?
---
Sobre el autor: Hernán Casciari nació en Mercedes (Buenos Aires), el 16 de marzo de 1971. Escritor y periodista argentino. Se le conoce por su trabajo ficcional en Internet, donde ha trabajado en la unión entre literatura y weblog, destacado en la blogonovela. Su obra más conocida en la red, Weblog de una mujer gorda, ha sido editada en papel con el título Más respeto, que soy tu madre. Su blog se encuentra en www.orsai.es

martes, abril 17, 2007

Virginia

Pasó tras lo ocurrido en Columbine hace ocho años. Y está volviendo a ocurrir ahora, después de Virginia.
La gente se lanza a sacar conclusiones fáciles y aparentemente satisfactorias.
En el curso de las últimas horas he escuchado a varios analistas con discursos que por apresurados (así quiero pensarlo) me parecen imprecisos y ramplones, por decir lo menos.
Ayer entrevisté a Jaime Aljure, director del semanario Vértigo. Se preguntaba qué había pasado con la seguridad en Virginia Tech, suponiendo que lo de ayer era evitable. Le recordé que el la universidad tiene un equipo de seguridad propio (el Corps of Cadets), integrado por alumnos con entrenamiento militar, amén de un cuerpo de policía en forma que patrulla (armado) la universidad. Además todas las puertas de la universidad están electrónicamente controladas. Esto sin mencionar el circuito cerrado de TV.
Mi punto: el Virginia Tech estaba bien vigilado. Lo que pasó ayer no podía evitarse. A menos, claro, que se montara un estado de sitio. Lo cual es literalmente imposible hacer de manera permanente en las centenas de universidades y preparatorias del país.
Por la tarde Rafael Cardona, en el noticiario de Pepe Cárdenas, despotricó contra la cultura de guerra predominante en los EU e, irónico, se preguntaba cómo los estadounidenses se lamentaban de 30 muertos en una universidad cuando “ellos hacen lo mismo todos los días en Irak”. ¿Hay que pensar entonces, siguiendo el argumento de Cardona, que en estos casos hay quienes merecen la muerte y quienes no? ¿Los alumnos de Virginia, sus padres, amigos y familiares, tienen menos derecho a lamentarse porque sus líderes políticos hacen la guerra?
Del otro lado también hay locos sueltos. Lorenzo Meyer refería esta mañana en el noticiario de Carmen Aristegui que un lector de noticias de CNN dijo, en medio del shock ayer, que lo ocurrido en Virginia Tech dejaba clara la necesidad de facilitar el acceso de los estadounidenses a las armas de fuego… porque si los alumnos o profesores afectados hubieran estado armados muchas vidas se habrían salvado.
La estupidez humana, está claro, no conoce límites.

viernes, abril 13, 2007

ABORTO, voto a favor

Como saben, en México (más específicamente: en la capital) se discute en estos días la despenalización del aborto. Se trata, grosso modo, de permitir a las mujeres decidir sobre esta cuestión sin consecuencias penales hasta la 12a. semana de embarazo.
La iniciativa ha causado una intensa polémica que permite prever una votación tensa a finales de este mes en la Asamblea Legislativa del DF.
Si por algún motivo les interesa apoyar esta iniciativa, por favor visiten el blog http://derecho_adecidir.blogia.com y registren su nombre en la sección de comentarios para aparecer como firmantes de un desplegado a publicarse en la prensa nacional en próximos días.
Aclaro: éste es el mismo desplegado sobre el cual a muchos de ustedes les envié ya un e-mail en días anteriores. Si respondieron a ese mensaje sólo chequen que su nombre aparezca en la lista del blog. Si no, por favor regístrense de nuevo en la sección de comentarios del mismo blog.
Y, desde luego, siéntanse libres de difundir el desplegado y el blog entre amigos y familiares que puedan estar interesados en firmarlo.
Saludos, y gracias.

lunes, abril 09, 2007

La belleza pasa desapercibida

Publicado hoy en El País.com
---
Viernes, 12 de enero de 2007. Hora punta en una estación de metro en la ciudad de Washington. Un músico toca el violín vestido con vaqueros, una camiseta y una gorra de béisbol. El instrumento es nada menos que un Stradivarius de 1713. El violinista toca piezas maestras incontestables durante 43 minutos. Es Joshua Bell (Estados Unidos, 1967), uno de los mejores intérpretes del mundo. Tres días antes había llenado el Boston Symphony Hall, a 100 euros la butaca. No había caído en desgracia, sino que estaba protagonizando un experimento recogido por el diario The Washington Post: comprobar si la gente está preparada para reconocer la belleza.
El experto Leonard Slatkin, director de la Orquesta Sinfónica Nacional de EE UU, había previsto que el músico recaudaría unos 150 dólares y que, de mil personas, unas 35 se detendrían haciendo un corrillo, absortas por la belleza. Hasta un centenar, según Slatkin, echaría dinero en la funda del violín. Pero eso no fue lo que ocurrió.
Joshua Bell, el violinista, fue un niño prodigio que, a sus 39 años, no ha dudado en quitarse el aura de virtuoso intocable. Ha llegado a aparecer en la versión estadounidense de Barrio Sésamo. También interpretó la banda sonora de la película El violín rojo, que fue galardonada con un Oscar. Bell no sólo respondió encantado al reto de tocar en el metro, sino que además insistió en llevar su valioso Stradivarius.
El músico arrancó con la chacona de la Partita número 2 en Re menor de Johann Sebastian Bach. A los tres minutos, un hombre desvió su mirada para fijarse en el músico. Fue su primer contacto con el público del metro.
32 dólares
A los 43 minutos habían pasado ante él 1.070 personas. Sólo 27 le dieron dinero, la mayoría sin pararse. En total, ganó 32 dólares. No hubo corrillos y nadie le reconoció.
"Era una sensación extraña, la gente me estaba... ignorando", declara Bell al Post. El virtuoso asegura que habitualmente le molesta que la gente tosa en sus recitales, o que suene un teléfono móvil; sin embargo, en la estación de metro se sentía "extrañamente agradecido" cuando alguien le tiraba a la funda del violín unos centavos.
Expertos citados por el diario aseguran que el contexto importa, y que una estación de metro en hora punta no permite que la gente aprecie la belleza. Mientras, Bell recuerda con amargura los peores momentos: cuando acababa una pieza, nadie aplaudía.
Sólo una persona se detuvo seis minutos a escucharle. El treintañero John David Mortensen, funcionario del Departamento de Energía de EEUU, quien declara al periódico que la única música clásica que conoce son los clásicos del rock. "Fuera lo que fuera" lo que estaba tocando el virtuoso, declara Mortensen, "me hacía sentir en paz".

domingo, abril 08, 2007

Sunshine

La nueva película de Danny Boyle (Trainspotting, 28 Days Later) llegó en preestreno mundial a la Cineteca Nacional, hasta ahora sólo vista en festivales.

La peli sigue la travesía de 8 astronautas que se dirigen al Sol para lanzar una "bomba estelar" que lo reactive, luego de que empezara a extinguirse con obvias consecuencias fatales para la Tierra y sus habitantes.

Después de un viaje de 16 meses, están cerca de concluir su misión cuando empiezan a aflorar problemas atribuibles a la naturaleza humana: miedo, obsesiones, coraje, desesperación, etc, que no tardan en poner en peligro el éxito de su tarea. A la estabilidad emocional y física de los tripulantes no ayuda el encuentro que tienen con otra nave, lanzada desde la Tierra siete años antes, extraviada sin dejar rastro.

Danny Boyle ha hecho una buena película retomando lo mejor del género (de Odisea 2001 a Alien) y descartando mamarrachadas como Armageddon y similares. Las actuaciones son muy buenas por parte del elenco encabezado por Cillian Murphy, sobresaliente como siempre, y Chris Evans, quien demuestra que puede ser mucho más que el chirigotero Johnny Storm de Los 4 Fantásticos. El filme es además visualmente impecable y lleva banda sonora de Underworld.

Eso sí: no vayan con ojo demasiado aguzado en el aspecto científico porque el guión de Alex Garland (La Playa, 28 Days Later) se toma bastantes licencias en ese sentido, empezando por el hecho de que al Sol le hacen falta varios miles de millones de años para iniciar su decadencia... Más allá de esas salvedades, la película es recomendable.

martes, abril 03, 2007

Éste que ves

Éste que vez es un libro curioso. Demasido temprano llegan estas memorias de Xavier Velasco, dada su juventud (este año cumple 43) y su relativamente escasa producción literaria (cinco libros con éste, al menos oficiales).
Un libro curioso para una vida a la que el adjetivo curiosa resulta a todas luces insuficiente. Velasco vivió durante más de 20 años en el anonimato literario. Hasta que ganó el Premio Alfaguara en 2003 su nombre era prácticamente desconocido. Éste libro, de hecho, es el primero que escribe después del premio que lo catapultó a la fama y lo sacó de su estatus de autor de culto para convertirse en uno con obra publicada en toda Iberoamérica, leído y elogiado por rock stars literarios (y literales, jaja) como Pérez Reverte, Alberto Fuguet, Carlos Fuentes y Tomás Eloy Martínez.
Quizá por eso Velasco resulta tan interesante personaje. Sabe, porque lo vivió durante muchos años, lo que es ser negro literario y, subvaluado en lo que más le gusta (la literatura), dedicarse a otras actividades "propias de su profesión": publicista, periodista, editor, etc. Y ahora, con el Alfaguara en el bolsillo, no olvida el trabajo (y el tiempo) que le tomó llegar a vivir de sus regalías.
En este contexto, si tuviera que definir con una palabra Éste que ves, diría que es un libro sincero. Wilde decía, y con razón, que la sinceridad no es en sí mismo un valor estético, pero de cualquier forma no deja de ser una cualidad deseable, al menos en un libro de estas características.
El Xavier personaje de este libro es un niño insufible en muchos sentidos: caprichoso, egoísta, cruel, cobarde... también es sensible, inteligente, creativo, a veces temerario... es, en fin, un niño que encuentra en el pasatiempo de leer y escribir la vía de escape (la salvación, la llama él) de un mundo que lo asfixia. "Un cuaderno repleto de garrapatas negras y moscones de todos los tamaños (tacha uno los renglones y hasta los párrafos) es el juguete más emocionante quehe tenido de los nueve años para acá".
Xavier Velasco realiza en Éste que ves un exorcismo literario preciso, sincero y (como supongo son todos los exorcismos) doloroso. Un libro que rompe con el Velasco más envalentonado, caradura e incluso resentido de sus libros anteriores. Un libro que hace tanto al personaje como al autor más complejo y, desde luego, más entrañable.
Altamente recomendable.

lunes, marzo 26, 2007

La maldición de la flor dorada

Otro banquete visual de dimensiones épicas. Este viene de China, de Yimou Zhang, mismo director de la mesmerizante Héroe (2002).
Hace mil años, el emperador Ping regresa a su palacio luego de tres años de guerra. Nada es lo que parece. Su esposa, sus hijos y su corte traman algo que no sabremos hasta el final, un giro de tuerca tras otro.
El espectáculo es delirante. Zhang tiene una sorprendente destreza para combinar los colores en la pantalla y lograr escenas de una armonía visual inusitada. Y qué decir de las batallas.
No voy a negar que en algunos momentos los gongorismos resultan empalagosos, pero están tan bien hechos que no queda más que contemplarlos y esperar la siguiente secuencia.
Altamente recomendable si les apetece acción y belleza en la misma película. No se la pierdan.

domingo, marzo 25, 2007

300

La batalla de Termópilas es uno de los episodios emblemáticos de la historia occidental. Ya se sabe: 300 espartanos combatieron hasta morir contra el ejército persa, en desventaja de uno contra mil. 2500 años despés de los hechos, es posible pensar que el relato que ahora conocemos tiene mucho más de mítico que de histórico.
Encuentro problemas con la exigencia que ha de hacerse a una película basada no sólo en un relato mítico, sino en un cómic, como es el caso. Tengo la impresión de que el tratamiento de un tema y el desarrollo de los personajes en una novela gráfica es sumamente limitado desde el momento en que el guión de un cómic puede no sobrepasar las tres cuartillas a renglón seguido: el espacio que se da al narrador y a los diálogos, cuando los hay, es mínimo. Puedo estar hablando desde la ignorancia, por eso dije "tengo la impresión".
Dando por hecho lo anterior, lo que queda es la estética visual. Y en ese sentido no sé el cómic, pero la película es espectacular. Zack Snyder demuestra una gran destreza al dirigir frente a la blue screen, buen manejo de los efectos especiales y en general de todo lo que se ve en la pantalla: vestuario, diseño de producción, fotografía. Digamos de una vez que técnicamente la película es excepcional.
Pero argumentalmente no pasa de ser una producción palomera. Los personajes no tienen profundidad: quizá por ello el casting se basó en actores cuyo más notable atributo es parecer salidos de WrestleMania. ¿Para qué actores de verdad cuando el 90% de la película se va en cerceneos y descabezamientos? ¿Desarrollo del dramatis personae? Nah. No es necesario. Los malos son re-malos y los buenos... eh... ¡pues re-buenos! Lo único que requieren los héroes para serlo es gritar AH-UH a cualquier pregunta o arenga que les haga su jefe Leónidas, que tampoco es una lumbrera.
Hay también otra lectura posible, sobre la que no abundaré: una moraleja realmente cargante acerca del valor de la libertad (representada y defendida por los espartanos) contra la opresión ignorante y bárbara (representada por los persas). No hace falta ir demasiado lejos para pensar en la disputa actual entre EU (dizque adalid de la libertad) e Irán (país heredero de la cultura persa, nomás). Pero esa lectura, por remolona e idiota, no quiero hacerla aquí. Sólo constatar que está en la película.
Al final, 300 resulta irregular. Visualmente es un mazazo a la cabeza (y es un halago, eh), pero argumentalmente no pasa de contar una leyenda con los mismos recursos que se le cuenta la hazaña de los Niños Héroes a un infante de 8 años. Por cierto que al final los mexicanos salimos más chidos: los espartanos necesitaron 300 de sus mejores hombres para darle una lección de coraje al ejército más poderoso de su tiempo: nosotros nos bastamos con seis cadetes para darle una patada en el trasero a los EU. Es un decir, claro, porque las dos batallas, la de Termópilas y la de Chapultepec, las perdieron los "buenos". Pero esa es otra historia...

viernes, marzo 23, 2007

Mmm... chocolateee...

Han de saber que en Medellín, Colombia, se lleva a cabo el XIII Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española, como preámbulo al Congreso Internacional de la Lengua Española que empieza el domingo.
Pues allá mismo los académicos les preguntaron a 52 niños colombianos cuáles eran sus 10 palabras favoritas.
El resultado: en primer lugar, chocolate. Le siguen música, crispeta, carcajada, soñar, fútbol, mágico, amigo, montaña y mamá.
Qué maravilla.
---
(Y que alguien me diga por favor qué es una crispeta)

lunes, marzo 19, 2007

Contra el calentamiento global

(Con agradecimiento a Luis Enrique por el envío)
---
10 cosas muy simples con las que podrás evitar contaminar con dióxido de carbono:

1. Cambia tus focos
Cambiando un foco normal por uno de luz Fluorescente (ahorradores) evitas que, al año, 68 kilos de dióxido de carbono entren en nuestra atmósfera.

2. Maneja menos
Camina, usa bicicleta o transporte público más seguido. Por cada kilómetro y medio que no manejes evitas que medio kilo de dióxido de carbono entre en nuestra atmósfera.

3. Recicla más
Puedes evitar que, al año, 1000 Kg. de dióxido de carbono entren a nuestra atmósfera solo reciclando la mitad de la basura de tu casa.

4. Revisa las llantas de tus automoviles
Manteniendo las llantas debidamente infladas puedes aumentar el rendimiento de cada litro de gasolina hasta en un 3%. Por cada galón de gasolina que ahorres evitas que nueve kilos de monóxido de carbono entre en nuestra atmósfera.

5. Usa menos agua caliente
Calentar agua requiere de mucha energía. En la temporada de verano usa agua fría para bañarte. Y lava siempre tu ropa con agua fría, así podrás evitar que al menos 250 kilos de dióxido carbono entre a nuestra atmósfera al año.

6. Evita productos con mucho empaque
Puedes evitar que 500 kilos de dióxido de carbono entren a la atmósfera si puedes reducir tu basura en 10%.

7. Usa menos aire acondicionado
Moviendo el termostato sólo 2 grados menos en invierno y sólo 2 grados más en verano evitas que al año 900 kilos de dióxido de carbono nos contamine.

8. Siembra un árbol
Un árbol puede absorber 1 tonelada de dióxido de carbono en toda su vida. No siembres sólo uno, siembra muchos!!!

9. Apaga algunos artefactos

Simplemente apagando el televisor, el DVD, el equipo o la computadora mientras no los estés usando evitaras que miles de toneladas de dióxido de carbono nos contaminen mas.

10. Difunde esto...
Todavía estamos a tiempo de hacer algo.